Entre un compás

Entre un compás de tango triste
se pierden dos gotas de lluvia,
apareciste tú y contigo el sol.
Entre un vaivén de horas muertas
con viejo vino entre mis venas,
apareciste tú y contigo el amor.
Pero qué bueno que viniste,
cambiando la mañana
amarga y temblorosa,
aprovecho tu despiste
y te regalo una rosa.
Buenos Aires, aire fresco
que se enreda con tu pelo.
Buenos Aires, aire nuevo
que deshace mi lamento.
Podría amarte hasta la muerte
pero mi alma hoy me advierte,
sé cual es tu verdad,
no pretendas engañarme.
Qué bueno que volviste
buscando mis caricias,
creyendo que era tuyo,
otro hombre en otra parte
se queda sin orgullo.
Buenos Aires, aire fresco
que se enreda con tu pelo.
Buenos Aires, aire nuevo
que deshace mi lamento.
Buenos Aires, aire fresco
que se enreda con tu pelo.
Buenos Aires, aire nuevo
que deshace mi lamento.

Buenos Aires, aire fresco
que se enreda con tu pelo.
Buenos Aires, Buenos Aires,
tú deshaces mi lamento.
Letra: Entre un compás
Subida por Muy Alboranista

Share on :